Nivel Primario

En la primaria enseñar lo elemental; en la secundaria, enseñar a pensar y en la universidad enseñar a investigar.”                                                        Mons. Roberto José Tavella.

           El nivel primario, bajo el sello de la formación humanista, tiene como fin acompañar a las familias en la educación integral de los niños desde los primeros pasos de la escolarización.

           Centrada en la entrega de valores y en el desarrollo de habilidades cognitivas y sociales nuestra Institución asume el compromiso de ayudar a los alumnos a transitar las distintas etapas del desarrollo de sus potencialidades en forma armónica,  sostenidas en la adquisición de valores y virtudes como: amor a Dios y a la Patria, respeto, autonomía, responsabilidad, hábitos de trabajo, estudio diario,  gusto por las cosas bien hechas, compañerismo,  entre otros.

Todo esto en un ambiente agradable y de confianza de modo que le permita al niño expresar libremente sus emociones y sentimientos, favoreciendo la autoestima y pensando a cada niño como una persona única.

Cursos

Nivel Primario: 1º a 5º grado.

     ENCUADRE PSICOPEDAGÓGICO DE LA INSTITUCIÓN

El elemento que marca un estilo propio de la Institución lo constituye la formación humanística, que es la formación de la mente, del cuerpo y del espíritu. Esto justifica la incorporación temprana por parte de los alumnos, ya que se debe aprovechar al máximo la etapa de mayor predisposición para el aprendizaje y la educación, cuando los alumnos evolucionan del aprendizaje concreto al aprendizaje formal.

 La educación humanística busca la plenitud del hombre en todas sus dimensiones, tanto en su proyección individual como trascendente. Forma el pensamiento para que el hombre sepa pensar y buscar la causa de las cosas, y forma también la imaginación para que sea capaz de una actividad creadora que va más allá de la mera repetición de datos. El estudio de las humanidades ayuda a los alumnos a valorarse como persona, a plantear y solucionar interrogantes vitales y a convertirse en miembros activos de su realidad social.

De los fundamentos expuestos en el proyecto podemos decir que nuestra Institución posee un estilo de formación que le es propio. Este estilo además de orientar las prácticas pedagógicas, determina los perfiles de los distintos actores institucionales